La alcaldesa de Marbella ha presentado hoy en la Comisión Informativa de Hacienda una modificación de las inversiones anuales y cuatrienales previstas por el Ayuntamiento en los presupuestos de 2009, eliminado las partidas que el Consistorio debería aportar en dos años, retrasando así la puesta en marcha de proyectos vitales para el municipio.

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Radío, expone cuales son las inversiones que el Ayuntamiento deja de atender. En primer lugar, la construcción del edificio de usos múltiples del Trapiche de Guadaiza, donde el Ayuntamiento dejará de invertir 584.000 euros, al parecer por que aún no se han solucionado los problemas con el propietario del inmueble. “Lo que pone de manifiesto la incapacidad del PP para gestionar la ejecución de proyectos que disponen de partidas procedentes de otras administraciones”, advierte la portavoz. Hay que recordar que  la Diputación de Málaga aporta 966.848 euros para dicha actuación en este año.

La alcaldesa también ha eliminado 100.000 euros de los 400.000 inicialmente previstos para el plan de saneamiento. En este punto, Radío ha llamado la atención sobre “el escaso conocimiento que el PP tiene de los problemas reales del municipio ya que las deficiencias del saneamiento en zonas como Divina Pastora, Xarblanca o el casco antiguo, son las que reclaman una actuación más urgente”.

Mención aparte requiere la supresión de inversión municipal en materia deportiva. Pese a que Marbella ha sido designada este año Ciudad Europea del Deporte, el PP no invirtió nada en 2008, ni lo hará en 2009 en la construcción de las piscinas municipales de Miraflores y Fuente Nueva, que deben financiarse al 50% entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía.. El Ayuntamiento debería haber aportado el pasado año 250.000 euros por cada una de las dos piscinas y 562.500 para la de Fuente Nueva y 400.000 euros para la de Miraflores en 2009. Estas aportaciones se retrasarán hasta 2010.  “Si embargo –señala Radío- la Consejería de Deportes sí transfirió las cantidades que le correspondían en 2008 y ya ha librado las de 2009, lo que evidencia la falta de compromiso de los populares con, por una parte, el resto de administraciones y, por otra y más importante, su compromiso con los ciudadanos”.

Para Radío resulta además irónico que pese al nulo esfuerzo económico que hasta el momento ha hecho el equipo de gobierno en relación con estas dos piscinas, “constantemente el PP hace falsa gala del impulso que está dando a estos dos proyectos”.

También se han reducido las inversiones previstas para las obras del puente del río Guadaiza, en 100.000 euros, y la instalación del césped artificial en el polideportivo Serrano Lima en cerca de 40.000 euros.

“En definitiva, esta modificaciones van a provocar un retraso considerable de estas infraestructuras que tanto demandan los ciudadanos y  demuestran, una vez más, que el PP es incapaz de gestionar un Ayuntamiento, pese a las aportaciones económicas que realizan otras administraciones”.