La Ejecutiva provincial del PSOE de Málaga ha aprobado  una resolución en la que se exige la dimisión del concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Marbella, Antonio Espada, y, en cualquier caso, explicaciones a la alcaldesa de la ciudad, Ángeles Muñoz sobre dos escándalos que salpican de lleno a este miembro de su equipo de gobierno.

En el texto, en cuyas conclusiones también se urge al PP a que expulse al edil, se recuerda que Antonio Espada es copropietario de la empresa de materiales construcción ‘La Juanita’. Dicha compañía obtuvo en su momento contratos de suministro de materiales por valor de 234.000 euros con el Ayuntamiento marbellí, ya durante el gobierno del Partido Popular en el municipio. El PSOE considera que dichos negocios, que tuvieron lugar en 2008, incumplen la Ley de Contratos del Sector Público, pues Espada es titular del 50% de la empresa y la legislación impide que se supere el 10%. En este sentido, el Grupo Municipal Socialista en Marbella ya ha formulado una denuncia por la vía de lo Contencioso-Administrativo por este asunto.

Se da la circunstancia de que Espada dimitió como administrador de la citada empresa tres días antes de las elecciones municipales de 2007, pero continuó como apoderado y con la misma participación, lo que, a juicio del PSOE, podría constituir un fraude de ley a juicio de la dirección del PSOE.

No es el primer escándalo que atañe al concejal del PP Antonio Espada, dado que existen otras situaciones aún no aclaradas como la aportación de 2.500 euros que realizó para el abono de la fianza de la concejala Carmen Revilla, ex miembro del GIL imputada en el ‘caso Malaya’. Resulta más que llamativo que un concejal del equipo de gobierno pague fianzas en un asunto en el que el principal perjudicado es el propio Ayuntamiento de Marbella.