Las donaciones de sangre crecen en Andalucía un 5% durante los ocho primeros meses del año

0
270

Las donaciones de sangre se han incrementado en Andalucía un 5% en los primeros ocho meses de este año respecto al mismo periodo de 2008. Así, entre enero y agosto se han registrado 196.265 donaciones de sangre, 10.102 más que el año anterior. Por provincias, en Almería se han obtenido 13.696 donaciones, en Cádiz 25.456, en Córdoba 22.442, en Granada 31.008, en Huelva 13.081, en Jaén 15.157, en Málaga 34.386 y en Sevilla 41.039.

La tasa global de donación más alta la tiene Granada, con 51,61 por mil habitantes, seguida de Córdoba (42,14), Huelva (38,63), Jaén (34,06), Málaga (32,99) y Sevilla (32,82). Las tasas más bajas son las de Cádiz y Almería, con un 31,29 y un 30,77 donaciones por mil habitantes, respectivamente.

La Consejería de Salud ha agradecido la solidaridad de las personas que han acudido a donar a la vuelta de las vacaciones, dado que, hasta el momento, han permitido cubrir sin problemas las demandas de sangre de los hospitales públicos y privados de Andalucía. Junto a ello, la Administración sanitaria anima a estas personas y a otras que nunca han acudido a un punto de hemodonación a que mantengan las reservas de sangre en estos niveles óptimos.

Las necesidades diarias de donaciones varían según la provincia y se estiman en función de la demanda que se prevé para cinco días. Así, en Sevilla se requiere que, al menos, 200 personas acudan cada día a donar para cubrir las peticiones de sangre generada desde los hospitales. En Málaga necesitan a 175 ciudadanos, en Granada a 150, en Córdoba y Cádiz a 140, en Huelva a 100, y en Jaén y en Almería a 95.

Plan autonómico

La Consejería de Salud puso en marcha en septiembre de 2008 un plan autonómico para reactivar la donación de sangre y así poder dar respuesta al continuo incremento de demanda en los hospitales de Andalucía. En este marco, se realizaron dos grandes campañas en el último trimestre del año pasado, que permitieron superar en 8.000 las donaciones de sangre previstas.

Los hospitales andaluces utilizaron en 2008 un total de 52.685 bolsas de sangre en la provincia de Sevilla, 38.940 en Málaga, 26.391 en Cádiz, 25.838 en Granada, 24.643 en Córdoba, 15.910 en Almería, 15.590 en Jaén y 12.213 en Huelva.

Para el año 2009 se ha diseñado dentro de esta estrategia un plan de actuación dirigido a la población general, con el objetivo de crear una cultura de la donación. Asimismo, se han organizado actuaciones orientadas a los donantes habituales para animarles a seguir siéndolo, y se ha estimulado la realización de grandes colectas en todo el territorio con la finalidad de conseguir mayor número de donaciones y que este gesto llegue al mayor número de personas posibles.

Los requisitos para poder donar son: tener entre 18 y 65 años y un peso igual o superior a los 50 kilogramos, no padecer anemia y no realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de la hepatitis, la sífilis o el sida.

En todas las provincias andaluzas hay puntos para acudir a donar sangre con horarios flexibles, de manera que los ciudadanos tienen la posibilidad de hacerlo tras su jornada laboral o incluso los fines de semana. En Andalucía, existen cinco centros regionales de transfusión sanguínea y tres centros de área. Para los desplazamientos se dispone de 40 unidades móviles, de las cuales cinco son autónomas, es decir, permiten efectuar las donaciones. El resto son mixtas, lo que supone que están destinadas al transporte del personal y los materiales para atender colectas en lugares concretos.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) está realizando un estudio para el que ha solicitado a los hospitales información sobre las transfusiones realizadas en el último año, con objeto de analizar las necesidades de la comunidad.

Según datos preliminares, las enfermedades hematológicas como las anemias, las leucemias, los linfomas y la trombocitopenia son el conjunto de patologías con mayor demanda de sangre. En segundo lugar se encuentran las hemorragias, en su mayoría digestivas. Le siguen en orden de frecuencia las prótesis articulares, los traumatismos y, en menor medida, el infarto agudo de miocardio, la sepsis y la cirugía en general.

Los trasplantes, pese a consumir muchas unidades de concentrados de hematíes, son en general los que menos sangre demandan, debido a su baja incidencia sobre el global de las intervenciones que se practican en los hospitales. De hecho, el número de trasplantes mensuales en Andalucía está en torno a los 55 (18 de hígado, 31 de riñón, dos de pulmón, dos de corazón y dos de páncreas). El que más hemoderivados precisa es el hepático, pese a haber logrado disminuir considerablemente la necesidad de sangre en los últimos años. El segundo órgano que más hemoderivados precisa es el corazón.

En cuanto al proceso de la donación, se están produciendo cambios importantes orientados a obtener por separado los distintos componentes de la sangre (plasma, hematíes y plaquetas), con la finalidad de poder orientar cada donación a las necesidades de cada momento.

Perfil del donante

En total, existen 176.016 donantes activos en la comunidad. De ellos, 100.213 (57%) son hombres y 75.803 (43%) mujeres. El perfil del donante de sangre en Andalucía es el de un varón de menos de 30 años que acude a las colectas móviles. Sin embargo, cambia esa proporción entre los nuevos donantes más jóvenes, donde prácticamente la mitad son hombres y la otra mitad son mujeres.

Por edades, el sector más numeroso es el que abarca de los 18 a los 30 años, lo que representa el 34,8% del total. Por su parte, la franja de edad comprendida entre los 31 y 40 años incluye al 29,8% de los donantes. Tras ellos se halla la población que tiene entre 41 y 50 años, cuyo porcentaje asciende al 24,5% de la cifra global, con un aumento de un punto respecto al año anterior. En cuarto lugar se encuentran los donantes de 51 a 60 años (11%).

Según el grupo sanguíneo, los donantes 0 positivo son los más numerosos y representan el 35,4%. Inmediatamente detrás se encuentran los donantes A positivo, que ascienden al 35,36%, seguidos por los B positivo (8,08%) y los 0 negativo (8,02%). Las personas con grupo A negativo representa el 7,26% del total de los donantes de sangre, mientras que los AB positivos son el 3,37%, los B negativos el 1,72%, y los AB negativos el 0,76% del total.

En la comunidad autónoma, los grupos sanguíneos más demandados son el A positivo y el O positivo, aunque por las especiales características inmunológicas tiene gran importancia el O negativo.