El secretario general del PSOE de Marbella, José Bernal, ha presentando, a título particular, una querella criminal por calumnias contra la portavoz del PP en Marbella, Carmen Díaz, después de que ésta lo acusara de utilizar dinero público en beneficio propio. Bernal también ha anunciado que está estudiando interponer una segunda querella contra el portavoz del PP en la Mancomunidad y que le consta que los servicios jurídicos de la empresa Acosol también iniciarán actuaciones legales por el daño que se le está haciendo a la imagen de una de las empresas públicas más prestigiosas de la Costa del Sol.

El secretario de socialistas marbellíes ha explicado que la querella es la respuesta “a una situación insostenible” y como medida “para poner freno al linchamiento constante del PP a todo aquello que representa un aire renovador, progresista y de libertad en Marbella”. Esta situación recuerda, según Bernal, “a los primeros años del GIL en Marbella, cuando se coartaba constantemente la libertad de expresión. Se trata del mismo perro pero con distinto collar”.

El líder socialista ha solicitado al PP que lleva a cabo una la confrontación política limpia. “El PSOE hace propuestas y ellos nos contestan con calumnias; tendemos la mano y responden con puñetazos. Hemos puesto la mejilla tras el guantazo, pero ahora recurrimos a los jueces para que pongan orden”, advierte.

Bernal considera que todas estas acusaciones son “cortinas de humo” con las que el Partido Popular trata de ocultar “su ineptitud e inoperancia” en la gestión del Ayuntamiento de Marbella. E insiste en que los populares “han metido el pie en el fango para desprestigiar a los que estamos dando la cara por Marbella”.

Respecto a la rueda de prensa ofrecida ayer por los representantes populares en Mancomunidad, que Bernal ha calificado como “la foto de las Azores de la Costa del Sol”, el secretario general ha marcado las diferencias entre socialistas y populares. Así ha detallado que mientras los integrantes de la oposición en Mancomunidad dispusieron de la sala de juntas de este organismo para celebrar su convocatoria de prensa; “en el Ayuntamiento de Marbella a la oposición se le prohíbe el uso de las dependencias del Ayuntamiento. Así que clases de democracia a nosotros, ninguna”.

En esta misma línea Bernal también ha llamado la atención sobre el hecho de que tras esta rueda de prensa fue el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Marbella el que emitió un comunicado, “confundiendo una vez más los espacios públicos”, incide el dirigente socialista.

Para el secretario general, Ángeles Muñoz “no puede dar clases de democracia ni de pluralidad”, cuando el Consejo Audiovisual de Andalucía ha puesto de manifiesto la manipulación partidista de los medios de comunicación municipales o cuando ella misma ha ordenado la retirada de las dependencias municipales los ejemplares de un diario que no le era afecto.