El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Bernal, ha presentado una moción al pleno en la que propone ayudas al pago del IBI para empadronados y parados, y que se igualen la partida de subvenciones en este ejercicio, a la que se destinó en el año 2012.

 

El padrón del IBI para este año supera las 164.000 unidades urbanas, lo que supondrá un ingreso para las arcas municipales superior a los 80 millones de euros a recaudar, que se incrementarán con otras liquidaciones tributarias que se realizan a lo largo del año.

De estas unidades urbanas, aproximadamente 100.000 corresponden a viviendas, y el resto a otro tipo de inmuebles. El recibo medio en las viviendas es de 615 euros.

Bernal señaló que, a modo de ejemplo, con una reducción mínima del 20 por ciento para los ciudadanos empadronados, una persona que antes tuviera que abonar 615 euros, ahora su aportación no llegaría a los 500.

Además esto no supondría una pérdida de ingresos para las arcas municipales, ya que ese descenso en el pago del IBI se vería compensado con el incremento en la participación de los fondos que el Estado destina a los ayuntamientos.