Los investigadores de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga Daniel Mayorga e Iván López han participado en el proyecto ‘WearFit’, un estudio nacional, liderado por la UGR, que examina los parámetros de actividad física de los dispositivos portátiles más utilizados por la población adolescente andaluza. 

Para su realización se han evaluado marcas líderes del mercado y los dos sistemas operativos más comunes, Android e iOS, presentes en pulseras, relojes inteligentes y aplicaciones móviles. Así, han formado parte del análisis los siguientes dispositivos y apps, que contemplan la estimación de pasos y actividad física de los usuarios: los relojes Samsung Galaxy Watch Active 2 y Apple Watch Series 5, la pulsera Xiaomi Mi Band 5 y diversas aplicaciones de móviles (Pedometer y Pacer para Android e iPhone, así como Google Fit para Android y Apple Health para móviles iPhone).

En concreto, la muestra ha estado formada por 107 estudiantes de secundaria -52 chicas y 55 chicos- con una media de 14 años, aproximadamente, que participaron en dos investigaciones: un primer estudio en que realizaron un recorrido de 200 metros en cuatro condiciones diferentes, mientras utilizaban estos dispositivos; y un segundo, donde usaron los tres monitores a lo largo de un día. 

Resultados

Los resultados muestran que estos dispositivos son válidos para estimar el número de pasos que han dado los adolescentes tanto en vida libre como en circuito controlado (cantidad de actividad física), así como para comprobar el cumplimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (10.000 pasos/día). “En ocasiones, incluso, este trabajo revela que los monitores más simples y económicos son más exactos que otros de mayor presupuesto en algunas variables o condiciones estudiadas; por ejemplo, en el caso de los pasos efectuados en condiciones de vida libre”, aseguran los profesores de la UMA.

Sin embargo, según estos expertos del Departamento de las Lenguas, las Artes y el Deporte, los dispositivos no resultan tan útiles para determinar los diferentes niveles de intensidad en la práctica de actividad física (ligera, moderada o vigorosa), si bien el Apple Watch mostró una validez aceptable para el cumplimiento o incumplimiento de las recomendaciones de actividad física diaria. 

En este sentido, los investigadores aconsejan tomar los datos que aportan como simples indicadores de la práctica de la actividad física, aunque a veces la exactitud sea menor, como en el caso de la medición de la intensidad de ejercicio. 

Fomento de la salud escolar

Por otro lado, en un  estudio previo de revisión sí que se constató que estos monitores portátiles son efectivos para combatir el sedentarismo y contribuir a que la población cambie sus hábitos de actividad física.

 “Aconsejamos el uso de estos monitores portátiles de medición de actividad física por su efectividad para promover una conducta más activa. Como producto de nuestro proyecto, se abre un interesante campo de fomento de la salud de los escolares a través de los docentes de Educación Física”, afirman.  

‘WearFit’ se ha llevado a cabo bajo la dirección del profesor de la UGR Jesús Viciana y en él también han participado los investigadores de esta institución andaluza Carolina Casado, Juan Carlos de la Cruz e Ignacio Martín, además de Santiago Guijarro, de la Universidad de Valladolid. Los autores señalan que está línea de investigación tendrá continuidad con otro proyecto denominado ‘School-Fit’.