El Pleno del Ayuntamiento de Marbella ha iniciado, con la aprobación inicial de todos los grupos municipales, los trámites para dotar a la ciudad de una ordenanza que reducirá los trámites y plazos para la apertura de negocios en la ciudad. “Es una normativa que va a proporcionar más información y claridad a los ciudadanos sobre la documentación y los trámites necesarios para solicitar los permisos y cubre un vacío normativo con la adaptación, además, a la directiva europea de Servicios”, ha explicado la concejala de Vía Pública e Industria, Alicia Jiménez.

La principal novedad que incorpora la ordenanza se encuentra en la eliminación de la exigencia de solicitar la licencia para las actividades inocuas, la mayoría de las que se presentan. “Lo único que tendrá que presentar el interesado en el Ayuntamiento es una comunicación previa con la documentación requerida y proceder a la inmediata apertura del local”, ha señalado.

La administración local tendrá la potestad de realizar a posteriori todas las comprobaciones que estime oportunas y en el plazo de 20 días de la presentación de la comunicación emitirá un documento “de toma de conocimiento” de que el establecimiento cumple con los requisitos.

En el caso de negocios con actividades calificadas por razón de protección del medio ambiente, de seguridad o de salud pública o las recreativas se mantiene la exigencia de obtener la licencia previamente a la apertura pero los plazos se acortan a los 2 meses, frente a los 4 ó 6 que transcurren en la actualidad.

En materia de ordenanzas, en la sesión ordinaria también se ha aprobado de forma definitiva la normativa local sobre Protección de los Espacios Públicos y se han iniciado los trámites para renovar la reguladora del uso y protección de las zonas verdes y arbolado del municipio.