El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha visitado la sede de los juzgados de Vélez-Málaga (Málaga), una infraestructura adaptada al nuevo modelo de Oficina Judicial en la que el Gobierno autonómico ha invertido 5,9 millones de euros. Griñán ha destacado la apuesta de la Junta por la mejora y modernización de las infraestructuras judiciales, en un acto al que también ha asistido el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Augusto Méndez de Lugo.

El presidente ha recalcado la importancia que tienen las instalaciones de este tipo para dotar a la sociedad de seguridad jurídica, algo, a su juicio, "fundamental para que la economía de un país funcione", y ha incidido en que esto es posible "cuando se van acumulando medios para dispensar la justicia de forma rápida y eficaz". Respecto al edificio de Vélez-Málaga, ha valorado que se trata de unas dependencias "muy modernas", cuya puesta en marcha es "un paso más en la mejora de la organización de la Justicia en Andalucía", una línea en la que -ha dicho- la Junta continuará avanzando.

Los órganos judiciales del municipio malagueño están ubicados en un edificio funcional, de 4.367 metros cuadrados de superficie construida. El diseño de la sede de Vélez-Málaga responde al objetivo de dotar a los ciudadanos de una infraestructura accesible, facilitando al mismo tiempo el trabajo diario de los profesionales de la Justicia.

Por lo que respecta a su distribución, en la planta baja del edificio se encuentran las áreas de mayor relación con el público (Registro Civil, salas de vistas, Registro General, etc.), mientras que los juzgados y la adscripción de la Fiscalía están ubicados en la primera y segunda planta. Por su parte, en el sótano se encuentran los archivos, el depósito de piezas de convicción, el área de detenidos y los aparcamientos.

La nueva sede de la oficina judicial responde al compromiso del Gobierno andaluz de dotar a los ciudadanos y a los operadores jurídicos de unas instalaciones seguras y accesibles, que favorezcan la prestación del servicio público de la Justicia con eficacia. Desde que asumió las competencias en esta materia, la Junta trabaja en reformas dirigidas a mejorar las sedes judiciales y la construcción de nuevos edificios en todas las provincias andaluzas.