El secretario general del PSOE de Marbella y portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Bernal, ha exigido hoy la dimisión de la teniente alcalde y vicepresidenta de la Diputación de Málaga, María Francisca Caracuel, por los actos violentos contra la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que tuvieron lugar el pasado sábado, durante la celebración institucional del X Aniversario del Museo Picasso.

Bernal ha manifestado que además de su dimisión, “vamos a presentar una moción al pleno del Ayuntamiento en el que pediremos una condena de dichos actos, así como una reprobación pública a Francisca Caracuel”.

“Nos hemos sorprendido a conocer que la teniente alcalde de Marbella fue una de las personas que preguntó en el hotel de la presidenta, qué habitación ocupaba esta, lo que supone un clarísimo caso de acoso que no estamos dispuestos a consentir”, señaló Bernal.

Al mismo tiempo, recordó que a comienzos de verano de 2012, unos trabajadores municipales se concentraron en una reunión previa a la celebración de una reunión en la que se iban a acordar recortes. El Ayuntamiento de Marbella llegó a solicitar sanciones de entre seis y diez años de suspensión de empleo y sueldo, “un absoluto despropósito”, dijo Bernal.

Añadió que si el Ayuntamiento pide estas condenas, “cuando ni siquiera se produjeron actos violentos, es lógico que la alcaldesa, Ángeles Muñoz, cese de inmediato a Caracuel de sus funciones”.

Al mismo tiempo, recordó que hay jóvenes en Marbella que fueron sancionados por manifestarse sin permiso en nuestro municipio, con multas de hasta 6.500 euros, “y tampoco protagonizaron acto violento alguno”.