El Pleno ordinario del mes de abril ha aprobado hoy en sesión ordinaria, con los únicos votos a favor del Equipo de Gobierno y la oposición del resto de grupos políticos, el Plan de Ajuste requerido por el Ministerio de Hacienda para poder recibir los 12,2 millones de euros que se destinarán a abonar facturas pendientes a proveedores, medida que será efectiva a partir del mes de mayo.

    El portavoz municipal, Félix Romero, ha recordado que la iniciativa impulsada por el Gobierno de la Nación permitirá al Ayuntamiento “ponerse al día con 400 proveedores de suministros y servicios del Ayuntamiento e inyectar, de este modo, fondos en nuestras empresas locales”.

    Ha señalado que las medidas previstas en el Plan de Ajuste que se ha sometido hoy a aprobación “afectarán escasamente” al Consistorio y a la ciudad ya que “desde hace cinco años venimos aplicando iniciativas en este sentido”.

    De esta forma, el Plan garantiza que los impuestos y tasas municipales se actualizarán conforme al IPC y no sufrirán subidas hasta el año 2022. Tampoco “se tocará la estructura organizativa del Ayuntamiento porque ya lo hicimos al pasar de las 39 sociedades que nos encontramos cuando llegamos al Ayuntamiento a solo 5 organismos autónomos locales y 4 empresas públicas de la actualidad”.

    El documento también garantiza que el salario de los trabajadores no se verá rebajado y una restricción total de la contratación hasta 2015 con la reposición de solo el 5 por ciento de las jubilaciones. Además, se prevén otras medidas como el cierre de oficinas y de ahorro energético.