La Junta General de ACOSOL, conformada por los mismos miembros de la Comisión Gestora de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, ha aprobado las cuentas consolidadas de 2009 y el acuerdo de absorción de la entidad Elviria Agua S.L., propiedad de ACOSOL S.A., cuyos activos, personal y abonados pasarán nominalmente a la empresa pública, ya que de manera real, la gestión se venía realizando desde ACOSOL.


La reunión ha contado con la presencia del consejero delegado de ACOSOL, José Bernal, y del gerente, Miguel López, acompañados de personal directivo del Área Económica de ACOSOL y de los auditores externos que se han ocupado de comprobar la veracidad de los datos recogidos en las cuentas.


Entre otros aspectos, en estas cuentas viene incluido el ahorro en personal durante el año 2009, estableciendo que este ha sido de 800.000 euros, ya que la cifra prevista de gasto era de 17.853.640 euros, y finalmente se ha quedado en 17.048.350 euros, “sin eliminar ni un solo puesto de trabajar, ni rebajar los sueldos”, según señaló el consejero delegado de la empresa pública, José Bernal.


Precisamente, a petición de un portavoz del PP, los auditores han dado fe de la buena salud de la empresa pública y de la corrección de las cuentas aportadas, a pesar de lo cual los representantes del PP han votado en contra, aunque el resto de los grupos representados (PSOE, IU y GSIO) las han aprobado.


Más inexplicable resulta el voto en contra del PP a la absorción de la empresa Elviria Agua S.L., que ya venía siendo gestionada de facto desde ACOSOL S.A., máxime teniendo en cuenta que el paso a ACOSOL de las urbanizaciones de Marbella gestionadas por Elviria, supondrá que se apliquen, como en el resto del término municipal, las ordenanzas municipales, que obligan a recaudar un canon de 0,43 céntimo por metro cúbico a favor del Ayuntamiento de Marbella. En total, más de 200.000 euros anuales destinados a las arcas de Marbella.


La aprobación de las cuentas despeja también el camino a las inversiones previstas en los presupuestos de 2010, entre las que destacan los más de 4 millones de euros destinados a la mejora y desodorización de la estación depuradora de La Víbora, en Marbella.