Reproducimos literalmente la nota de prensa enviada por el comité de Empresa de Acosol.
Los trabajadores de ACOSOL queremos expresar nuestra desazón, sorpresa e inquietud por vernos envueltos en medio de una batalla política, en la que una de las partes, el PP de Marbella y, en su nombre, representantes del equipo de gobierno, pone en duda nuestra capacidad técnica y la forma de acceso a nuestros puestos de trabajo.     Ante las palabras de Francisca (Kika) Caracuel, concejal del Ayuntamiento de Marbella, quien trata de confundir intencionadamente a los 47 trabajadores contratados desde 2001 en este empresa (a razón de 5 o 6 por año, seleccionados tras superar una prueba de acceso y un curso de entre cuatro y ocho meses) con los cargos de confianza de la Mancomunidad, de elección política y carácter provisional; no nos queda más remedio que advertir tanto a esta señora como al también concejal Félix Romero (cargo de confianza del PP en la época de Manuel Sánchez Bracho, que terminó obteniendo una plaza en la Mancomunidad) que no permitiremos que se nos utilice en esta guerra política, cuyo objetivo final no tiene nada que ver con el agua o con la buena gestión que ACOSOL hace de sus recursos.

    Si siguen los ataques, no nos quedará más remedio que plantear acciones legales, a no ser que se produzca una inmediata rectificación de ambos concejales, con manifestaciones públicas en los mismos espacios, corrigiendo lo dicho y aportando los datos reales.

    Queremos recordar, como ya se ha dicho antes, que en el 2001 y hasta el 2003, cuando se produjeron las primeras contrataciones objeto ahora de polémica, era presidente de la Mancomunidad, Manuel Sánchez Bracho, siendo el gerente también un cargo elegido por el PP, Ángel Simón Cano, quien en la actualidad continúa en la empresa como director Económico.

    Los gobiernos posteriores,  con responsables tanto del PSOE como de IU, han mantenido el criterio de primar la capacidad técnica sobre las filiaciones o las simpatías.

    El nivel de los trabajadores de ACOSOL, empresa modelo entre las públicas dedicadas al agua, es tal que han participado y participan en proyectos a nivel nacional e incluso internacional como asesores en las materias en las que somos líderes (depuración y regeneración de aguas, y desalación).

     Queremos recalcar nuestro profundo malestar por la utilización que se hace de nosotros, que no podemos compartir ni tolerar que para buscar un beneficio político y partidista se ataque a 400 trabajadores y sus familias.

Enrique Márquez
Presidente del Comité de Empresa