La operación Astapa de Estepona se inició en base a un informe que nunca existió

0
69
  • La UDEF, la Fiscalía y un juzgado de Estepona iniciaron la operación basándose en un informe de la empresa Codelsa que nunca se realizó, ni existe, ni está en el procedimiento.
  • Según la investigación de Crónica Libre esta operación estuvo podrida desde el principio debido a los intereses económicos que Villarejo tenía en nuestra ciudad.

Esta redacción se ha venido haciendo eco de las numerosas informaciones que se han publicado sobre la participación del comisario Villarejo  en la operación Astapa; sus vinculaciones con el ex alcalde socialista del municipio, David Valadez, y sus intereses en el urbanismo de nuestra localidad, donde se encuentra la mayor parte de su enorme patrimonio.

Pues bien, esta última semana el Diario de investigación, Crónica Libre, ha vuelto a publicar dos nuevos trabajos de investigación sobre este asunto. En el primero de ellos, el diario revela que los Fiscales de Astapa—Valentín Bueno y Juan Carlos López Caballero— protegieron a Villarejo de las acusaciones de la Unidad de Asuntos Internos cuando esa unidad policial les avisó de las operaciones inmobiliarias que Villarejo estaba desarrollando en Estepona, con sus socios Juan Carlos Escribano y Diego de Lucas, y de sus intereses en la promoción del Mirador de la Cala. Informe al que “curiosamente” los fiscales no hicieron ningún caso.

Y en el segundo trabajo de investigación, el diario Crónica libre, indica que la UDEF, los fiscales y una juez de Estepona detuvieron a decenas de personas y desmantelaron el Ayuntamiento basándose en un informe que nunca existió, revelando además que la operación Astapa estuvo podrida desde el principio—debido a los intereses económicos que Villarejo tenía en nuestra ciudad—ya que se sustentó en un informe sobre las valoraciones de los convenios urbanísticos de Estepona realizado por la empresa CODELSA que describía un supuesto perjuicio para el Ayuntamiento, durante el mandato de Antonio Barrientos, de más de 20 millones de euros. Sin embargo, ese informe nunca existió, como ha acreditado el diario Crónica Libre, publicando un certificado de la empresa CODELSA en el que la propia empresa indica que nunca ha hecho ningún informe de valoración sobre los convenios urbanísticos de Estepona y que nunca se ha dedicado a hacer valoraciones.

 

El modus operandi de la red

Crónica Libre indica que ya publicó unos audios en los que se escuchaba a los comisarios Olivera y Villarejo decir que “una cuenta en Panamá te la hacemos con el rabo”, revelando así que la falsificación de documentos por parte de la UDEF estaba a la orden del día. Pero la invención de informes no solo se ha producido en Astapa, ya que este modus operandi se ha repetido a lo largo de los años, con el Informe PISA y las cuentas inexistentes de Pablo Iglesias (líder de Podemos), las de Juan Luis Cebrián (Consejero Delegado de Grupo PRISA) en Panamá, las cuentas inexistentes de Xavier Trías (ex-alcalde de Barcelona), el informe Pujol y sus testigos pagados con fondos reservados, el tráfico de documentación para el cese del ministro José Manuel Soria, el encarcelamiento con documentación falsa de Sandro Rosell (ex-presidente de FC Barcelona) y las cuentas inexistentes en Panamá del empresario Javier Pérez Dolset (empresario dueño de ZED). Y todo esto sin que los sucesivos Fiscales Jefe Anticorrupción se hayan dado cuenta de nada, incluido el actual, Alejandro Luzón, y lo mismo le pasa a algunos jueces.

 

Astapa: cronología de la nada

 

Este nuevo hallazgo convierte a Astapa en la primera gran operación financiera demostrable de Villarejo, en la que se puede observar cómo cuenta con fiscales y policías que seguían sus indicaciones, incluso, que ganaban dinero junto con él, como presuntamente es el caso del comisario Olivera, que en un audio le pide a Villarejo que “le guarde el dinero en el ladrillo”.

 

Pues bien, en Astapa, el inexistente Informe CODELSA fue judicializado, con las consiguientes detenciones, ingreso en prisión del alcalde Barrientos durante 6 meses y casi 15 años de calvario para los acusados, que están sentados en el banquillo con cara de “triturados por el sistema judicial”, dice uno de ellos a Crónica Libre. La cronología de los hechos que relata la investigación del diario Crónica Libre sobre el supuesto informe CODELSA es la siguiente:

 

Todo partió de la denuncia que de la mano de Villarejo puso en Madrid, en la sede de la UDEF, el concejal socialista, y posterior alcalde de Estepona, David Valadez, el 16 de noviembre del 2006, en la que mencionaba el supuesto informe de la empresa CODELSA. Posteriormente, la UDEF hizo suyo ese informe de CODELSA, dando por ciertas unas valoraciones totalmente inventadas, en el informe policial que envió a la Fiscalía, el 27 de marzo de 2007.  A la velocidad del rayo, el 28 de marzo, al día siguiente de salir ese informe de la UDEF de Madrid, el fiscal López Caballero copió lo que decía el informe de la UDEF en la denuncia que presentó ante el juzgado, junto a una propuesta de actuaciones que incluía pinchazos telefónicos e investigación económica de los denunciados. Uno de los pilares que el fiscal López Caballero utilizó para sustentar su denuncia fue el informe CODELSA. Así, en la página 4 de la denuncia, decía literalmente el fiscal: “Los denunciantes han encargado a la empresa especializada, CODELSA, una valoración independiente de los aprovechamientos urbanísticos objeto de Convenio, resultando que los mismos aparecen infravalorados frente a su precio de mercado”, relatando en los siguientes párrafos que el Ayuntamiento de Estepona, bajo el mandato de Antonio Barrientos, había sufrido un perjuicio de 20 millones de euros en los convenios urbanísticos. El Juzgado recibió la denuncia de la Fiscalía y la copió textualmente, autorizando todas las diligencias, sin comprobar si existía ese informe de CODELSA. A este respecto, hay que resaltar lo que decía el abogado Ignacio Pérez a Villarejo camino de la UDEF, como desveló Crónica Libre en un audio exclusivo, que “los jueces y los fiscales no se leen las causas”. En definitiva, que la policía copió a los denunciantes, el fiscal copió a la policía, y la jueza copió al fiscal, sin que ninguno de ellos comprobase si lo que dijo el denunciante, David Valadez, sobre el informe de la empresa CODELSA era cierto o no, cuando con un simple trabajo de despacho de 20 minutos—sin vulnerar derecho fundamental alguno—se habría podido constatar que la citada empresa CODELSA no se dedicaba a la realización de valoraciones, (no aparece en su objeto social), sino que se dedicaba a la promoción y construcción. Por tanto, era imposible que hubiese realizado ese informe. Tanto es así, que ese informe nunca se realizó, ni existe, ni está en el procedimiento.

Por tanto, el certificado de CODELSA que ha obtenido Crónica Libre en exclusiva, demuestra que la UDEF incluyó una información sin cotejar—tampoco lo hicieron, ni el fiscal ni la jueza—en un informe policial que llevó a personas a la cárcel y las hundió civilmente durante cerca de 15 años, que es lo que ha tardado en abrirse el juicio oral. Un juicio en el que la sala lleva más de dos semanas deliberando si anula la causa por contaminación, debido a los intereses y presuntas manipulaciones del comisario Villarejo y la UDEF.