la Fundación Internacional de Educación Ambiental ha otorgado al municipio un total de 4 banderas azules:  playa de Artola (Cabopino), Venus-Bajadilla, Playa Casablanca y Guadalmina (San Pedro).

Los criterios de concesión de la Bandera Azul, que se revisan periódicamente, valoran positivamente una batería de variables relacionadas con aspectos como la sanidad, la limpieza, seguridad, servicios, etc.

    Según ha explicado la delegación, la Fundación también ha tenido en cuenta, entre otras cuestiones, la correcta señalización de las playas que en el caso de Marbella se ha traducido este año en la “instalación de 70 paneles en todo el litoral del municipio que además de precisar información sobre cada una de las playas y ubicación también incluye los usos que están permitidos para los usuarios”.

    La justificación documentada de actividades de educación ambiental es otros de los aspectos que evalúa el organismo internacional y que en la localidad marbellí se ha concretado con la puesta en funcionamiento del Aula Medioambiental y de una serie de campañas de concienciación destinadas a los escolares en relación al uso responsable de la energía y el agua y la valía del reciclaje.

    La consideración de la playa como ecosistema marítimo terrestre también se refleja en la gestión de la concejalía con el inicio de trabajos de limpieza de especies invasoras, principalmente en las zonas dunares de las Playas de Cabopino. La ordenación del espacio natural de las playas, gracias a la colaboración conjunta de Ayuntamiento y empresarios, y la mejora del mobiliario urbano (se ha renovado el sistema de duchas con la implantación de difusores y sensores que permitirán un uso responsable y racional del agua) son otros de los puntos positivos que la han valido a Marbella la entrega de cuatro galardones, además de la calidad de las aguas y la limpieza que durante todo el año se lleva a cabo en las mismas.