La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Marbella, Susana Radío, se ha congratulado de que los seis proyectos en que está dividido el Plan de Accesos y Mejoras de la A-7 estén en fase de redacción.
Radío ha pedido a la alcaldesa de Marbella, municipio que tiene los proyectos más avanzados, colaboración ante una actuación de interés general. “No queremos que Ángeles Muñoz se dedique a poner trabas en proyectos vitales, como ha estado haciendo con el soterramiento de San Pedro, que, por cierto y como todo el mundo puede comprobar, se encuentra en una fase avanzada de ejecución a pesar de que el PP tenía el proyecto acumulando polvo en los cajones ministeriales. Está claro que a las administraciones socialistas les interesa Marbella, algo que debería alegrar a la alcaldesa si es que le importa algo el interés de todos”, ha criticado.

La portavoz socialista ha destacado que el año que viene supondrá la culminación de todos los proyectos, que serán sometidos a información pública. “El Ministerio de Fomento ha tenido la valentía de plantearse y abordar un problema complejo. Nos encontramos ante un suelo tremendamente ocupado y la falta de espacio es el principal escollo. Por eso es fundamental que se garantice un proceso de alegaciones transparente. Y así se va a hacer. Habría que preguntarle a Ángeles Muñoz que por qué durante los años que fue diputada no propuso ni una sola vez esta actuación ni se la exigió al Gobierno de Aznar”, ha declarado.

Radío ha destacado que la provincia tiene consignados más de 30 millones de euros para el próximo ejercicio en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para actuaciones relacionadas con la seguridad vial, de modo que los primeros proyectos podrían ser sometidos a información pública y aprobados durante el año que viene. “Si estos trámites se sucedieran sin problemas, algunas obras podrían salir a concurso a finales del año, pero hay que tener en cuenta la complejidad de la intervención, que será ejecutada con las máximas garantías y el mayor rigor”, ha manifestado.

La socialista ha querido detallar la situación administrativa en la que se encuentra esta intervención, cuyo coste global se estima en 140 millones de euros. Así, el primer tramo, atañe a la mejora de accesos y vías de servicios entre los kilómetros 137’700 y 154’00, entre Estepona y el límite con la provincia de Cádiz. El proyecto está en redacción.

El segundo tramo discurre entre los kilómetros 158 y 169´300, entre Estepona y San Pedro Alcántara. Dicho proyecto también se encuentra en redacción y, a su vez, en trámite de información pública.

El tercer subtramo tiene ya aprobada la información pública y su proyecto ya está redactado, a punto de recibir la aprobación técnica; es, por lo tanto, el más avanzado. Se trata del recorrido en Marbella, entre los kilómetros 183’500 y 188. También en Marbella, se encuentra el tramo siguiente, el número cuatro, entre los puntos 184 y 194’400.

Los siguientes tramos discurren entre Marbella y Mijas (194’400-202) y entre Mijas y Fuengirola (202-211’700). En ambos casos, los proyectos están redactándose y el último tramo también se encuentra en fase de información pública para que se puedan realizar las alegaciones correspondientes.

“La seguridad vial es una de las máximas preocupaciones del Gobierno y debería ser tratada como un asunto de Estado. Lo que no cabe es que el Partido Popular aproveche cualquier circunstancia para confundir buscar réditos políticos”, ha concluido.