Era una antigua reivindicación de los campos de golf  para que contaran con la señalización de los itinerarios que deberán seguir los usuarios de este servicio. Según el Ayuntamiento la falta de señalización  incomodaba a los jugadores porque muchas veces tenían dificultades para encontrar los campos porque se perdían en el laberinto de urbanizaciones.
     La primera fase del proyecto se ha ejecutado en el Valle del Golf de Nueva Andalucía y está previsto que se extienda a todo el término municipal. El  proyecto ha contemplado la instalación de señales informativas urbanas (AIMPE) en un total de 25 intersecciones y bifurcaciones que discurren desde el corredor de la autovía A-7. El objetivo es que los conductores tengan claro qué recorrido es el más conveniente para llegar al destino elegido.
El representante de los campos de golf, Jim Broberg, ha expresado su agradecimiento al Consistorio por impulsar esta proyecto y ha indicado que “hasta ahora, toda la zona era una jungla de carteles hechos por los distintos campos que no aclaraban los recorridos a los jugadores”.