El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Bernal, ha señalado hoy que las cuentas públicas para 2023, que se aprobarán el próximo viernes en un pleno extraordinario, están “falseadas, aumentan la deuda y abocan al Ayuntamiento de Marbella a la bancarrota”.

Ha lamentado que la deuda financiera a 1 de enero de 2023 será de 57 millones de euros, ya que a lo largo de este año “nos hemos vuelto a endeudar con entidades privadas” después de que con la gestión socialista al frente del Ayuntamiento se eliminase esa deuda. Esto, señaló, “supondrá un enorme lastre”.

Añadió que se trata de unos presupuestos “ficticios” tal y como exponen los propios habilitados que indican, entre otras cosas, que en ejercicio actual se han producido modificaciones presupuestarias por valor de 123 millones de euros y un porcentaje del 38 por ciento del total de las cuentas públicas.

Es decir, que de los gastos previstos finalmente se han modificado partidas por valor de esa cantidad, teniendo en cuenta además que hay partes que no se pueden modificar, por ejemplo, las transferencias, entre otras.

Bernal ha señalado que hay otras partidas que “ni siquiera tienen visos de que se puedan cumplir”, como es el caso de los ingresos por ICIO. La alcaldesa anunció que este impuesto se congelaría, sin embargo, las cuentas previstas estiman una subida del 52 por ciento en su recaudación.

Del mismo modo, apuntó que hay un incremento en la recaudación del IBI, al igual que en otras partidas e impuestos, que Muñoz dijo que no aumentarían. Por lo que “es de difícil explicación” a no ser que se trate de datos encaminados a encajar las cuentas públicas.

Del mismo modo, anunció que se reducirá en partidas tan importantes como la Policía Local, la vivienda protegida o deportes. En este último caso, habrá una reducción de tres millones de euros “algo muy grave teniendo en cuenta el déficit que ya tenemos en cuanto a mantenimiento e instalaciones”.

En relación a la Policía Local apuntó que, aunque la reducción “no es en mucha cantidad, nos sorprende que en el contexto actual se baje en esta partida teniendo en cuenta además que se trata de un departamento fundamental en la estructura de este Ayuntamiento”.

Por otro lado, apuntó que la partida de Personal no recoge el incremento de sueldos previstos para el próximo año, entre otras cuestiones.

En resumen, Bernal señaló que próximamente “iremos desgranando unos presupuestos que nos parecen irreales, y que abocan al Ayuntamiento a la bancarrota”, concluyó.