El Ayuntamiento reforzará el dispositivo de seguridad en Semana Santa con una media de 150 efectivos policiales diarios que se incrementará hasta  175 agentes en las horas y puntos en los que se prevea una mayor afluencia de público.

 

  El dispositivo de seguridad prestará sus servicios en los desfiles procesionales y en zonas comerciales, de ocio y esparcimiento, paseos marítimos y los cascos antiguos de Marbella y San Pedro Alcántara. 

 

  Los agentes velarán por la seguridad ciudadana, el tráfico y por evitar el intrusismo dentro del sector del taxi. Además, estarán apoyados por unidades de caballería, de paisano y de la Policía de Barrio con el objeto de que todas las jornadas discurran con la mayor normalidad.