Balance del 2012 por parte de la oposición socialista

0
276

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Bernal, ha realizado un balance de gestión del año 2012, periodo al que ha denominado que “hemos pasado del anuncio de grandes proyectos, a las grandes mentiras”; al mismo tiempo que ha afirmado que el ejercicio pasado se caracterizó por “el despilfarro, el caos, las promesas incumplidas y se cerró con la amenaza de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que podría afectar a cientos de trabajadores municipales”. repoducimos la nota de prensa enviada a los medios: Bernal ha comenzado su repaso del año asegurando que comenzó “con una brutal subida de impuestos” que tuvo su máximo exponente en el incremento del IBI con un porcentaje que oscilaba, desde este periodo y sucesivos, entre un 150 y un 300 por cien. Al mismo tiempo, el equipo de Gobierno del Partido Popular continuó “metiendo la mano en el bolsillo de los ciudadanos sacándose de la manga la gestión indirecta del saneamiento por valor de 7 millones de euros, a cambio de un nuevo impuesto que tendrán que pagar los ciudadanos a Aquagest los próximos 25 años”.

Todas estas aprobaciones de subidas de impuestos se justificaban y amparaban en que había que pagar la deuda contraída con otras administraciones, si bien, al final del año nos encontramos con que “la deuda no se ha pagado, pero sí se han recaudado esas cantidades con el incremento de la presión fiscal”.

Gastos en personal de confianza
El portavoz socialista en el Ayuntamiento ha recordado que a comienzos de 2012 el PSOE presentó un informe, basado en el estudio de los presupuestos municipales, que demostraba que el equipo de Gobierno se gastaba al año cerca de 3,5 millones de euros en cargos de confianza y sueldos de concejales electos y no electos. Mientras tanto, la alcaldesa que ahora ha “usurpado” la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) incumplía las recomendaciones de este órgano ya que mantenía sueldos superiores al 90 por ciento del salario del presidente de la institución.

Por otro lado, Bernal recordó que el pasado año el Ayuntamiento sí recaudó a través de incrementar los impuestos a las clases bajas y medias, y a través del recorte en prestaciones sociales; si bien, no ha tenido voluntad de ingresar los 18 millones de euros de multa que se impusieron por la ampliación del Centro Comercial La Cañada.

Incumplimientos
“Ángeles Muñoz seguía incumpliendo los anuncios que había realizado, sin ejecutar la residencia del Trapiche, ni las piscinas de Miraflores y Fuentenueva, sin los pabellones de Bello Horizonte y El Ingenio, etc”, declaró el portavoz socialista, y añadió que en lo que sí gastaron fue en la contratación externa de la asesoría jurídica por valor de 1,1 millón de euros; si bien “estos fondos no fueron a reclamar judicialmente el dinero de las multas urbanísticas que no se han pagado al Ayuntamiento”, sino más bien a la defensa de concejales imputados como el teniente alcalde, Félix Romero, sobre el que recae una imputación por un presunto delito de falsedad documental y prevaricación administrativa. Junto a esta imputación, se mantiene la del máximo responsable de Urbanismo Federico Guardabrazo, en este caso, por su actividad privada en un asunto urbanístico.

Asimismo, durante 2012 el Ayuntamiento sacó a concurso la contratación el arrendamiento mediante leasing de nuevos equipos para la Radio Televisión municipal por valor de 225.000 euros, un medio, recordó Bernal “en el que ni los vecinos, ni la oposición tenemos cabida”; y la alcaldesa también firmó un decreto por el que se sacó a concurso otro arrendamiento, esta vez un nuevo coche oficial, cuya compra finalmente se rechazó “debido a la presión ejercida por el PSOE y apoyada por la ciudadanía”.

“El despilfarro y el caos en las cuentas públicas derivaron en la aprobación, por parte del parlamento andaluz, de la fiscalización del Ayuntamiento de Marbella por la Cámara de Cuentas”, recordó Bernal, quien añadió que por primera vez en la historia de esta comunidad “el Partido Popular votó en contra de que se auditaran las cuentas”, por lo que se preguntó nuevamente “qué tienen que ocultar los que presumen de tanta trasparencia”.

Después del verano también llegó la noticia de una sentencia en contra para el Ayuntamiento en la que un juez decía textualmente que el Consistorio “vulnera el derecho fundamental de libertad sindical” y por lo tanto anulaba las decisiones que se habían tomado en el seno de la Mesa General de Negociación Única.

El caos económico, señaló Bernal, siguió adelante con los presupuestos no ejecutados y en el mes de noviembre el PSOE presentó un informe en el que se había detectado que 5,5 millones de euros que habían tenido que destinarse a inversiones no se habían ejecutado.

Grandes proyectos
Pero sin duda, uno de los grandes proyectos de los que más se ha hablado en 2012 y de los que se seguirá hablando en 2013, es “el gran fiasco” de la obra de ampliación del puerto de La Bajadilla, manifestó Bernal, quien aseguró que Ángeles Muñoz ha capitalizado este asunto desde el principio, de manera que es ahora ella misma “quien debe dar las explicaciones pertinentes y aclarar las responsabilidades a las que ha comprometido al Ayuntamiento como socio del jeque”.

Otro de los grandes proyectos de la alcaldesa, la Universidad privada de El Pinillo está ahora en entredicho al conocerse poco después de su anuncio que el terreno tenía un embargo.

Déficit y caos económico
Bernal ha hecho especial hincapié en el caos económico que ha derivado en un preanuncio de ERE. Así, ha recordado que tras sucesivos ejercicios presupuestarios en los que se había arrojado un balance positivo, pese a que el PSOE siempre ha sostenido que los cálculos estaban mal realizados, la llegada de un nuevo interventor a la fiscalización de las cuentas arrojó en el último ejercicio presupuestario cerrado, el de 2011, un déficit de 19 millones de euros, es decir, “19 millones de euros que el Ayuntamiento ha gastado y no sabemos dónde”.

Asimismo, el caos económico es tal que el interventor también ha firmado un informe en el que asegura que “no puede acreditar” que el dinero que se retuvo del 5 por ciento del salario de los trabajadores se haya utilizado conforme a lo que la ley establece. Sin embargo, esto contradice otro informe firmado por la alcaldesa en el que asegura que se ha utilizado para pagar deuda. “Esta contradicción ya ha sido denunciada ante el juzgado ya que cuando hay dos versiones distintas sobre un asunto, hay que saber quién dice la verdad”, manifestó Bernal.

Al mismo tiempo, y a mitad de año, el Ayuntamiento reconocía que en el ejercicio de 2012 hasta esa fecha había un déficit de 13 millones de euros. Todo esto, “ha derivado en que el Ayuntamiento haya anunciado que debe reducir del 82 al 60 por ciento los costes de personal”, recordó Bernal.

El portavoz municipal recordó además que según los sindicatos, en los últimos años se ha contratado a unas 500 personas, y que se ha denunciado la contratación de 20 personas en los últimos meses sin proceso selectivo. Bernal concluyó asegurando que todo esto tiene sentido si tenemos en cuenta que los costes de personal se han incrementado de 9,8 millones que costaban las nóminas mensualmente en 2010, a los casi 11 millones que cuestan actualmente.