De las 2.893 actas de infracción levantadas entre octubre de 2007 a octubre de 2008 se han bajado hasta las 1.967 en el periodo 2008/09. La edil de Seguridad ciudadana ha asegurado que estas cifras se han conseguido con el mismo personal -8 agentes y un oficial- y con las mismas horas de trabajo. Por tanto, “ha sido un gran acierto la puesta en marcha de una unidad policial muy novedosa de la que no tenemos constancia de que exista otra de similares características en España”.

    En cuanto al mapa del botellón, ha indicado que el 47 por ciento de las actas levantadas se ha producido en Puerto Banús, el 40% en Marbella y el 13% en San Pedro Alcántara.

    Ha subrayado, asimismo, que hay zonas del municipio en las que antes se concentraba este fenómeno y que en la actualidad ya no se da como ha sido el caso de la urbanización Montepiedra, o zonas en las que se ha reducido drásticamente como en el Polideportivo Paco Cantos o el Aresbank.

    En cambio, hay otras zonas en las que ha crecido pero en las que está trabajando el grupo para mantener los “excelentes niveles” registrados en los dos primeros años desde su creación.

    La sanción de la segunda infracción es de 100 euros; 200 la tercera, y 300 euros la cuarta. En cuanto al índice de reincidencia se ha reducido en el último ejercicio de los 179 registrados en 2007/08 a los 44 de 2008/09.

    La delegada municipal ha querido destacar la profesionalidad de los agentes de la unidad que “ni se han visto obligados a presentar denuncia alguna ni han sido denunciados pese a que las situaciones a las que se enfrentan en horario nocturno no son fáciles”.

    Con respecto a la incidencia de los menores en los botellones, las cifras se mantienen entre un 8 y un 9 por ciento del total de actas levantadas.

    Por último, el trabajo del grupo especializado ha permitido la incautación, hasta la fecha, de un total de 1.915 botellas de alcohol y 984 de refrescos.