El ayuntamiento ha presentado la campaña de concienciación ciudadana para promover entre los propietarios de perros el cumplimiento de la ordenanza municipal de Tenencia de Animales. La iniciativa se concreta en la elaboración de un vídeo, así como de cartelería (se han distribuido más de 2.000 unidades) y folletos informativos. En lo que va de año también se han repartido alrededor de 50.000 bolsas para la recogida de excrementos.

La campaña, denominada “Dueños de pura raza” tiene como objetivo “hacer de nuestra ciudad un lugar más limpio para que aumente la calidad de vida de vecinos y visitantes”.

La concejalía de Limpieza ha elaborado una carta para informar a los vecinos de la normativa que se distribuirá en colaboración Aquagest a través de todos los hogares en los que suministra agua.

Los dueños de canes deben cumplir unas responsabilidades como llevar a su mascota atada y con bozal y  recoger los excrementos, incumplimiento que puede ser sancionado con una multa de 300 euros”.

    Desde la delegación municipal también se ha informado de que, desde el pasado 16 de septiembre, se está llevando a cabo una campaña de vigilancia canina y de contenedores.

    En caso de que los ciudadanos depositen la basura fuera de horario o fuera del contenedor la sanción asciende a 100 euros para particulares y de 600 si se tratan de comerciantes e industriales. En lo referente a la poda la cuantía de la multa asciende a 600 euros, la misma que está estipulada para el incumplimiento de la normativa de recogida de muebles.