La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Radío, ha exigido hoy a la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, que como miembro del equipo de Gobierno del ex presidente José María Aznar, dé explicaciones sobre las presuntas órdenes de paralización de investigaciones que afectaban al ex alcalde de Marbella, Jesús Gil.

Según una entrevista ofrecida el pasado domingo por el fiscal anticorrupción Carlos Castresana a la Cadena Ser, el entonces fiscal General del Estado, Jesús Cardenal, nombrado por el Ejecutivo de José María Aznar ordenó frenar las investigaciones que estaba dirigiendo sobre Jesús Gil. En aquel periodo Ángeles Muñoz ya formaba parte del Gobierno, como directora general de Ordenación de Migraciones.

El PSOE recuerda además que Ángeles Muñoz ocupó distintos cargos en el Gobierno del ex presidente, y bajo la dirección del entonces ministro de Trabajo, Javier Arenas; entre ellos el de portavoz de Asuntos Sociales y Políticas Migratorias. Arenas compatibilizó la cartera de Trabajo con la presidencia del PP de Andalucía hasta el año 1999, en el que resultó elegido secretario general del Partido Popular. Por su parte, Ángeles Muñoz ocupó la Secretaría Ejecutiva de Asuntos Sociales de su partido, de manera que ambos ocupaban puestos de relevancia en los órganos de dirección populares.

Para Radío las afirmaciones vertidas por Carlos Castresana dejan entrever una supuesta connivencia entre el PP y el gilismo. Recordó que una muestra de ello es que mientras el PSOE y la Junta de Andalucía presentaron hasta cerca de 400 denuncias contra los desmanes urbanísticos del GIL en Marbella “el PP no acudió nunca a los tribunales”.

“Ángeles Muñoz no puede permanecer indiferente a estas afirmaciones”, declaró Radío, quien insistió en pedir explicaciones sobre los motivos que llevaron al PP de Marbella a permanecer en silencio y no tomar ninguna medida contra los escándalos urbanísticos que se estaban produciendo en nuestro municipio.

Radío recordó que la actuación de la alcaldesa permanecerá empañada mientras ella y el Partido Popular continúen sin aportar explicaciones sobre hechos como el pacto que dio la presidencia de la Mancomunidad de Municipios al GIL, a cambio del gobierno de la Diputación.

“Mientras el PSOE en Marbella y en Andalucía tomaba todas las medidas a su alcance contra la corrupción urbanística, las afirmaciones de Castresana vienen a confirmar que el Gobierno de Aznar, en el que figuraba Ángeles Muñoz, mantenía un vergonzoso pacto de no agresión con Gil que llevó a esta ciudad prácticamente a la ruina”, concluyó Radío.